La automatización ayuda a los prestamistas a responder a la subida de los tipos hipotecarios / Automation helps lenders respond to rising mortgage rates.

By in
78
La automatización ayuda a los prestamistas a responder a la subida de los tipos hipotecarios / Automation helps lenders respond to rising mortgage rates.

El aumento de la inflación, la recuperación económica tras la pandemia y la reducción de los incentivos de la Reserva Federal son factores económicos clave que se espera que ejerzan una presión al alza sobre los tipos de interés a medida que avancemos hacia 2022, lo que aumentará la ya dura competencia entre los prestamistas hipotecarios.

Además, un entorno de préstamos hipotecarios más competitivo no hará sino aumentar la importancia de que los prestamistas cuenten con un proceso eficiente de solicitud y aprobación de préstamos. Algunas empresas de tecnología financiera ya han hecho incursiones contra los bancos tradicionales mediante la automatización de los procesos de suscripción, pero ahora, a medida que la lucha por la cuota de mercado se intensifica, la automatización se convertirá en una misión crítica para mantener la rentabilidad.

Un mercado en retroceso
Los prestamistas ya están sintiendo la presión de los tipos de interés, y va a continuar en el nuevo año. Según la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA), los préstamos a tipo fijo a 30 años podrían alcanzar el 4% a finales de 2022. Se espera que estos costes de préstamo más elevados frenen el interés de los consumidores por la refinanciación, lo que se traducirá en un menor volumen de préstamos.

Aunque es probable que los tipos de interés se mantengan relativamente bajos en comparación con los niveles históricos, se prevé que se mantengan por encima de los mínimos históricos de los últimos 18 meses. La buena noticia es que un mercado inmobiliario al rojo vivo impulsará un aumento del 9% en las originaciones de hipotecas de compra, según las proyecciones de la MBA. Pero a medida que los tipos suben, se espera que la refinanciación disminuya. En general, la previsión de la MBA para 2022 predice que el volumen total de originación caerá un 33% hasta los 2,59 billones de dólares el próximo año, y 2,53 billones en 2023.

Con menos consumidores que opten por refinanciar, los prestamistas hipotecarios -que se han beneficiado de un alto volumen debido a los bajos tipos- deben optar por la transición a sistemas más automatizados o por implementar sistemas aún más avanzados de suscripción y análisis para mantener los mismos márgenes que experimentaron en los últimos años.

Con la previsión de que el mercado se reduzca en el futuro, he aquí algunos elementos imprescindibles para los prestamistas hipotecarios en 2022:

Mejora de la capacidad de ampliación a la carta
El auge de los dos últimos años hizo que los prestamistas aumentaran su personal para satisfacer la demanda récord de los consumidores. Para la mayoría, la automatización ni siquiera era una opción, ya que simplemente intentaban seguir el ritmo de la avalancha de solicitudes. Sin embargo, a medida que la demanda de refinanciación se ralentiza, muchos prestamistas se quedarán con personal ocioso, y el desafortunado resultado será que los prestamistas equilibrarán la plantilla para ajustarse al volumen de solicitudes.

La automatización es la solución. La automatización puede proporcionar elasticidad operativa a los prestamistas hipotecarios, permitiéndoles adaptarse más fácil y rápidamente a las fluctuaciones de la demanda y garantizar que las experiencias de los clientes sean ágiles y eficientes.

Automatización e incorporación más rápida
Los prestamistas que sean más rápidos y eficientes en la incorporación de nuevos clientes experimentarán una mejora de los márgenes. El aumento de los tipos de interés reducirá el número total de prestatarios que solicitan una hipoteca, lo que significa un pastel más pequeño y una mayor competencia entre los prestamistas.

Muchos prestamistas hipotecarios siguen dependiendo de engorrosos sistemas y procesos de aprobación de préstamos basados en papel. Estos artefactos heredados pueden ralentizar los tiempos de decisión y, en un mercado competitivo, hacer que los prestatarios cambien a una institución financiera que pueda actuar con mayor rapidez.

La automatización puede facilitar la toma de decisiones en cada paso del proceso, mejorando al mismo tiempo la precisión y el cumplimiento. Un ejemplo común de este tipo de automatización es la extracción de datos de las solicitudes de los prestatarios y los documentos de apoyo, lo que elimina el esfuerzo manual que suelen realizar los procesadores y suscriptores para extraer la información de los documentos. Además, las herramientas de onboarding digital permiten el uso de la inteligencia artificial para determinar rápidamente qué préstamos están listos para una decisión y cuáles requieren más documentación o un escrutinio más cercano.

Aprovechar la desaceleración para la transformación digital
Aparte de los cierres remotos (cuyo crecimiento se disparó), el auge causado por los volúmenes récord de préstamos hipotecarios detuvo en gran medida la transformación digital en todo el sector hipotecario: muchos prestamistas sencillamente no habrían podido seguir el ritmo del enorme volumen de negocio en su cartera de pedidos si hubieran cambiado a los nuevos sistemas.

Pero la reducción prevista del volumen global a partir de 2022 dará a los prestamistas más margen para desarrollar las estrategias de flujo de trabajo necesarias para superar los retos de la automatización. Llevar a cabo una transición de automatización requiere planificación y tiempo para su aplicación, pero no es imposible.

Aunque 2022 promete traer cambios al sector hipotecario, también será una oportunidad para implementar procesos automatizados que reducirán los costes de suscripción manual, optimizarán la eficiencia, mejorarán la experiencia del cliente e impulsarán la rentabilidad. Si los tipos de interés suben, se crearán retos tanto para los prestamistas tradicionales como para las empresas digitales… y la supervivencia del más fuerte se reducirá a quién pueda automatizar de forma más eficiente.

Más Información www.housingwire.com


Higher inflation, post-pandemic economic recovery and a reduction in Federal Reserve stimulus incentives are key economic factors expected to put upward pressure on interest rates as we move into 2022 — increasing the already stiff competition among mortgage lenders.

Furthermore, a more competitive mortgage lending environment will only magnify the importance for lenders to have an efficient loan application and approval process. Some fintech companies have already made inroads against incumbent banks by automating underwriting processes, but now, as the fight for market share intensifies, automation will become mission-critical for maintaining profitability.

Shrinking market ahead
Lenders are already feeling rate-related pressure, and it’s going to continue into the new year. According to the Mortgage Bankers Association (MBA), 30-year fixed-rate loans could reach 4% by the end of 2022. Those higher borrowing costs are expected to slow consumer interest in refinancing, resulting in a lower volume of loans.

While interest rates are likely to stay relatively low compared to historical levels, they are forecasted to remain above the record lows of the past 18 months. The good news is that a red-hot housing market will fuel a 9% increase in purchase mortgage originations, based on MBA projections. But as rates rise, refinancing is expected to decrease. Overall, the MBA forecast for 2022 predicts that total origination volume will drop 33% to $2.59 trillion next year, and $2.53 trillion in 2023.

With fewer consumers choosing to refinance, mortgage lenders — who have profited from high volume due to low rates — must choose to transition to more automated systems or to implement even more advanced systems for underwriting and analytics to maintain the same margins they experienced over the past few years.

With the forecast of a shrinking market ahead, here are some must-haves for mortgage lenders in 2022:

Improved ability to scale on-demand
The boom of the last two years resulted in lenders scaling up their staffing to meet the record demand from consumers. For most, automation wasn’t even an option as they were simply trying to keep up with the flood of applications. However, as the demand for refinancing slows down, many lenders will be left with idle staff, and the unfortunate result will see lenders balancing staffing to match application volume.

Automation is the solution. Automation can provide operational elasticity for mortgage lenders, enabling them to adapt more easily and quickly to fluctuations in demand and to ensure that customer experiences are streamlined and efficient.

Faster onboarding and automation
Lenders who are faster and more efficient at onboarding new customers will experience improved margins. Rising interest rates will reduce the total number of borrowers who apply for a mortgage, which means a smaller pie and increased competition among lenders.

Many mortgage lenders still rely on cumbersome paper-based loan approval systems and processes. These legacy artifacts can slow decision times and, in a competitive marketplace, cause borrowers to switch to a financial institution that can move more quickly.

Automation can facilitate decision-making at every step in the process, all while improving accuracy and compliance. One common example of such automation is the extraction of data from borrower applications and supporting documents, which eliminates the manual effort typically conducted by processors and underwriters to pull information out of documents. Additionally, digital onboarding tools enable the use of artificial intelligence to quickly determine which loans are ready for a decision and which require more documentation or closer scrutiny.

Using a slowdown for digital transformation
Outside of remote closings (which exploded in growth), the boom caused by the record mortgage loan volumes largely paused digital transformation across the mortgage industry – many lenders simply would not have been able to keep up with the sheer volume of business in their pipeline had they switched to new systems.

But the expected reduction in overall volume starting in 2022 will give lenders more elbow room to develop the workflow strategies required to overcome automation challenges. Making an automation transition takes planning and time to implement, but it is not impossible!

While 2022 promises to bring changes to the mortgage industry, it will also be an opportunity to implement automated processes that will reduce manual underwriting costs, optimize efficiency, improve customer experiences, and boost profitability. If interest rates rise, it will create challenges for both legacy lenders and digital-first fintechs… and the survival of the fittest will boil down to who can automate most efficiently.

Más Información www.housingwire.com

Leave a reply