En el mercado inmobiliario estadounidense faltan 5,5 millones de viviendas, según la NAR / US housing market is short 5.5 million homes, NAR says

By in
37
En el mercado inmobiliario estadounidense faltan 5,5 millones de viviendas, según la NAR / US housing market is short 5.5 million homes, NAR says

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios afirma que el estado actual del mercado de la vivienda es absolutamente “nefasto”, consecuencia de una escasez de viviendas que lleva 30 años gestándose.

Según el grupo de presión, la construcción de viviendas de larga duración ha sido inferior en 5,5 millones de unidades a los niveles históricos en los últimos 30 años.

La NAR reclama un “gran compromiso nacional” para construir más viviendas de todo tipo mediante la ampliación de los recursos, la eliminación de los obstáculos al desarrollo de nuevas viviendas y la conversión de la construcción de nuevas viviendas en parte integrante de una estrategia nacional de infraestructuras.

El informe, redactado para la NAR por el Rosen Consulting Group, destaca una “escasez crónica de viviendas asequibles y disponibles [necesarias para mantener] a la población del país”, señalando como principales responsables la reciente falta de nuevas construcciones y una prolongada falta de inversión en esas unidades asequibles.

Entre 1968 y 2000, el parque total de viviendas de Estados Unidos creció a un ritmo medio anual del 1,7%. En los últimos 20 años, el parque de viviendas de EE.UU. creció a un ritmo medio anual del 1%, y sólo un 0,7% en la última década.

De hecho, al salir de la Gran Recesión, la construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos entre 2010 y 2020 fue inferior en 6,8 millones de unidades a lo que se necesitaba, según el informe.

La inversión fija en vivienda (RFI) -el sector de la actividad económica que representa la construcción y renovación de viviendas- representó aproximadamente el 5% del producto interior bruto total del país entre 1968 y 2000. En los últimos 12 años, sin embargo, la IFR representó sólo el 3% del producto interior bruto del país. Este déficit de RFI, según la NAR, se traduce en un déficit de 4,4 billones de dólares en la inversión en el mercado de la vivienda entre 2000 y 2020.

El inventario de viviendas existentes a finales de abril era de sólo 1,16 millones de unidades, un 20,5% menos que el año anterior.

En cuanto a la falta de construcción en las principales áreas metropolitanas de EE.UU., la zona de Nueva York-Newark-Jersey City presenta un déficit de construcción de 148.650 unidades en los últimos nueve años, el mayor déficit del país, según el estudio. Sólo le siguen el área metropolitana de San Francisco-Oakland-Hayward, con un déficit de 113.200 unidades, y el área metropolitana de Riverside-San Bernardino-Ontario, California, con un déficit de 107.700 unidades.

“Existe un fuerte deseo de ser propietario de una vivienda en todo el país, pero la falta de oferta está impidiendo a demasiados estadounidenses alcanzar ese sueño”, dijo Lawrence Yun, economista jefe de la NAR. “De las conclusiones de este informe y de las condiciones que hemos observado en el mercado en los últimos años se desprende que tendremos que hacer algo drástico para cerrar esta brecha”.

En concreto, el presidente de la NAR, Charlie Oppler, dijo que un aumento adecuado de la construcción de viviendas en esta década añadiría unos 2,8 millones de puestos de trabajo estadounidenses y 50.000 millones de dólares en ingresos fiscales a nivel nacional.

“Una serie de factores de los últimos 20 años son responsables de la enorme brecha de inversión en vivienda que vemos hoy en Estados Unidos, pero lo importante ahora es que encontremos soluciones que nos saquen de esta crisis y proporcionen más estabilidad en los mercados futuros”, dijo Oppler. “La financiación pública adicional y los incentivos políticos para la construcción proporcionarán muy claramente enormes beneficios a la economía de nuestra nación, y nuestro trabajo para cerrar esta brecha será particularmente impactante para los hogares de menores ingresos, los hogares de color y los millennials.”

Con el fin de llenar la brecha de la subconstrucción en los próximos 10 años, la NAR estimó que más de 2 millones de unidades de vivienda tendría que ser construido por año – un aumento de más de 700.000 unidades por año en relación con el ritmo de producción de viviendas en 2020.

En el informe, la NAR propone varios cambios políticos potenciales, entre los que se incluyen abordar la gran escasez de capital para el desarrollo de viviendas asequibles ampliando los recursos y maximizando el potencial de los programas existentes, incentivando los cambios en la zonificación local y los entornos normativos para aumentar la cantidad de espacio residencial urbanizable, y aumentando la oferta de viviendas mediante la promoción de conversiones de espacios comerciales infrautilizados.

Oppler añadió que para abordar el déficit nacional de construcción de viviendas será necesario un “enfoque coordinado” de la planificación, la financiación y el desarrollo de infraestructuras.

Como parte de un plan nacional de infraestructuras de un billón de dólares, el Presidente Biden ha destinado 318.000 millones de dólares a la construcción y conservación de viviendas asequibles.

Fuente www.housingwire.com


The National Association of Realtors says the current state of the housing market is absolutely “dire,” the consequence of a housing shortage 30 years in the making.

According to the lobbying group, construction of long-term housing fell 5.5 million units short of historical levels over the past 30 years.

The NAR is calling for a “major national commitment” to build more housing of all types by expanding resources, addressing barriers to new development and making new housing construction an integral part of a national infrastructure strategy.

The report, authored for the NAR by the Rosen Consulting Group, highlighted a “chronic shortage of affordable and available homes [needed to support] the nation’s population,” noting the recent lack of new construction and a prolonged underinvestment in those affordable units as the main culprits.

From 1968 to 2000, the total stock of U.S. housing grew at an average annual rate of 1.7%. In the past 20 years, the U.S. housing stock grew by an annual average rate of 1% — and only 0.7% in the last decade.

In fact, coming off the Great Recession, new home construction in the U.S. between 2010 and 2020 fell 6.8 million units short of what was needed, the report said.

Residential fixed investment (RFI) — the sector of economic activity that accounts for housing construction and renovation — accounted for approximately 5% of the country’s total gross domestic product between 1968 and 2000. In the past 12 years, though, RFI accounted for only 3% of the country’s gross domestic product. This shortfall in RFI, the NAR reported, translated to a $4.4 trillion gap in housing market investment from 2000 to 2020.

Existing-home inventory at the end of April totaled just 1.16 million units, down 20.5% from the prior year.

In looking at underbuilt, major U.S. metros, the New York-Newark-Jersey City metro had an underbuilding gap of 148,650 units in the past nine years — the largest gap in the country, the study claimed. That’s followed only by the San Francisco-Oakland-Hayward metro, which reported a gap of 113,200 units; and the Riverside-San Bernardino-Ontario, California metro, which reported a gap of 107,700 units.

“There is a strong desire for homeownership across this country, but the lack of supply is preventing too many Americans from achieving that dream,” said Lawrence Yun, NAR chief economist. “It’s clear from the findings of this report and from the conditions we’ve observed in the market over the past few years that we’ll need to do something dramatic to close this gap.”

Specifically, NAR President Charlie Oppler said adequate increases in housing construction this decade would add an estimated 2.8 million American jobs and $50 billion in nationwide tax revenue.

“A number of factors from the past 20 years are responsible for the massive housing investment gap we see in America today, but what’s important now is that we find solutions that will get us out of this crisis and provide more stability in future markets,” Oppler said. “Additional public funding and policy incentives for construction will very clearly provide huge benefits to our nation’s economy, and our work to close this gap will be particularly impactful for lower-income households, households of color and millennials.”

In order to fill the underbuilding gap in the next 10 years, the NAR estimated that more than 2 million housing units would need to be built per year – an increase of more than 700,000 units per year relative to the pace of housing production in 2020.

Several potential policy changes were offered up by NAR in the report, including addressing the large shortages of capital for the development of affordable housing by expanding resources and maximizing the potential of existing programs, incentivizing shifts in local zoning and regulatory environments to increase the quantity of developable residential space, and increasing housing supply by promoting conversions of underutilized commercial space.

Oppler added that addressing the national underbuilding gap in the housing market will require a “coordinated approach” to the planning, funding and development of infrastructure.

As part of a $1 trillion national infrastructure plan, President Biden has earmarked $318 billion toward the construction and preservation of affordable housing.

Source www.housingwire.com

Leave a reply