El informe de empleo de junio es una gran noticia para el mercado de la vivienda / June jobs report is great news for the housing market

By in
138
El informe de empleo de junio es una gran noticia para el mercado de la vivienda / June jobs report is great news for the housing market

La contratación en EE.UU. se aceleró en junio, ya que los empleadores añadieron 850.000 puestos de trabajo en medio de la disminución de los casos de COVID-19 y la reapertura de la economía, informó el viernes la Oficina de Estadísticas Laborales. Tras unos meses de abril y mayo mediocres, el aumento del empleo en junio supuso 100.000 puestos de trabajo más de lo que los economistas habían previsto inicialmente. Las ganancias fueron tan grandes que algunos economistas del sector de la vivienda creen que el aumento del empleo en la construcción podría aliviar las limitaciones de la oferta en el mercado de la vivienda.

El presidente Biden se refirió a las importantes ganancias en una conferencia de prensa el viernes por la mañana. Biden señaló que se han creado más de tres millones de puestos de trabajo desde que asumió el cargo, la mayor cantidad de cualquier presidente en los primeros cinco meses de su mandato. Por supuesto, la presidencia de Biden también comenzó en un momento en el que el mercado laboral estadounidense tenía 9,5 millones de puestos de trabajo menos que antes de la pandemia, por lo que el margen de crecimiento era inevitable.

Aproximadamente el 70% de los puestos de trabajo perdidos al comienzo de la pandemia se han recuperado. Si las ganancias mensuales continúan al ritmo de junio, los economistas prevén que Estados Unidos podría volver al máximo de empleo anterior a la pandemia en febrero de 2022, el mismo año en que algunos economistas prevén que el mercado de la vivienda podría recuperar su nivel de inventario.

“Se trata de un progreso histórico, que saca a nuestra economía de la peor crisis en 100 años”, dijo Biden. “En pocas palabras: nuestra economía está en marcha, y tenemos COVID-19 en marcha”.

La tasa de desempleo, que se calcula a partir de otra encuesta de hogares, subió al 5,9% desde el 5,8%, aunque es importante tener en cuenta los detalles. Menos trabajadores declararon trabajar a tiempo parcial por razones económicas, lo que sugiere que ahora pueden tener empleos a tiempo completo.

También aumentó el número de trabajadores que declararon haber abandonado el empleo, lo que coincide con la mayor tasa de abandono observada en otros datos, señaló Mike Fratantoni, vicepresidente senior y economista jefe de Mortgage Bankers Associations.

“En estos momentos, el mercado laboral está experimentando una gran agitación, ya que los trabajadores buscan la mejor opción y se trasladan a empleos y sectores mejor pagados debido a la grave escasez de algunos segmentos del mercado laboral y de la vivienda”, dijo Fratantoni.

Como se esperaba, las ganancias se concentraron en el segmento de la prestación de servicios -que añadió 642.000 empleos- y en el sector del ocio y la hostelería, con 343.000 puestos de trabajo ganados. Estos sectores de la economía fueron los más afectados por la pandemia.

En cuanto al mercado de la vivienda, el empleo en la construcción residencial (incluidos los contratistas de oficios especializados) aumentó en 15.200 puestos de trabajo el mes pasado, un ritmo más robusto que en los últimos meses, y un indicador positivo para un sector que se enfrenta a graves limitaciones de la oferta.

En mayo, el sector de la construcción en general perdió 20.000 puestos de trabajo, aunque se concentró principalmente en los contratistas de oficios especializados no residenciales. Según las estadísticas del BLS, el empleo en la construcción residencial aumentó en 1.900 puestos de trabajo en mayo.

El empleo en la construcción residencial aumentó casi un 0,3% en junio.

El empleo en la construcción es un insumo no sustituible necesario para aumentar tanto el ritmo de construcción de viviendas como el stock de viviendas, dijo Odetta Kushi, economista jefe adjunta de First American.

“Más martillos, más casas”, señaló Kushi.

Mas información www.housingwire.com


Hiring in the U.S. picked up steam in June, as employers added 850,000 jobs amid declining COVID-19 cases and a reopening economy, the Bureau of Labor Statistics reported on Friday. After a lackluster April and May, June’s employment gains totaled 100,000 more jobs than economists originally predicted. The gains were so great that some housing industry economists believe construction job gains could relieve housing market supply constraints.

President Biden addressed the significant gains in a press conference Friday morning. Biden noted more than three million jobs have been created since he took office ― the most of any president in the first five months of their term. Of course, Biden’s presidency also began at a time when the U.S job market was 9.5 million jobs short of its pre-pandemic levels, so room for growth was inevitable.

Approximately 70% of the jobs lost at the start of the pandemic have been recouped. If monthly gains continue at the June pace, economists predict the U.S. could return to the pre-COVID employment peak by February 2022 – the same year some economists predict the housing market could regain its inventory footing.

“This is historic progress, pulling our economy out of the worst crisis in 100 years,” Biden said. “Put simply: our economy is on the move, and we have COVID-19 on the run.”

The unemployment rate, which is calculated from a different survey of households, ticked up to 5.9% from 5.8%, though it is important to note the details. Fewer workers reported working part-time for economic reasons, suggesting that they may now have full-time jobs.

The number of workers reported as “job leavers” also increased, lining up with the higher quit rate seen in other data, noted Mike Fratantoni, Mortgage Bankers Associations’ senior vice president and chief economist.

“There is a fair amount of churn in the job market right now as workers seek the best match, moving to jobs and sectors that are paying more due to the severe shortages in some segments of the both the job and housing market,” Fratantoni said.

As expected, gains were concentrated in the service-providing segment – which added 642,000 jobs – and in the leisure and hospitality sector, with 343,000 jobs gained. Those sectors of the economy were hit hardest by the pandemic.

As for the housing market, residential construction employment (including specialty trade contractors) rose by 15,200 last month, a more robust pace than in recent months, and a positive indicator for a sector facing severe supply constraints.

In May, the overall construction sector actually lost 20,000 jobs, though it was mostly concentrated among nonresidential specialty trade contractors. According to the BLS statistics, residential construction employment rose by a measly 1,900 jobs in May.

Residential building employment rose nearly 0.3% in June.

Construction employment is a non-substitutable input necessary to increase the both pace of housing starts and the housing stock, said Odetta Kushi, deputy chief economist at First American.

“More hammers, more homes” Kushi noted.

More information www.housingwire.com

Leave a reply